Nacimos el 19 de Noviembre de 1969 de la mano de nuestros fundadores, el Señor Roque Pedro Blasco Tessari y su señora esposa, Ma. Cristina Franco de Blasco. Iniciamos como una empresa que se dedicaba al fraccionamiento, envasado, comercialización y distribución de productos alimenticios con el objetivo de satisfacer la demanda de productos fraccionados en gramajes más pequeños.

Esto tuvo gran aceptación ya que facilitaba el trabajo a los dueños de almacenes y despensas en el manejo, e ingresaba a los hogares con las cantidades requeridas según sus necesidades.

En principio, contamos con una pequeña infraestructura fabril y un reducido número de empleados (8 aproximadamente), pero en el 78, debido al rápido crecimiento, nos trasladamos al local de nuestra actual ubicación, incorporando nuevas maquinarias y contratando más personal.

Somos pioneros en el rubro de elaboración, fraccionamiento, envasado y comercialización de productos alimenticios. Gracias a la calidad de nuestros productos y sus excelentes canales de distribución fuimos tomando fuerza y posicionamiento, conquistando clientes en todas las ciudades del territorio nacional, constituyéndonos en una  empresa líder en nuestro ramo.

Actualmente, estamos trabajando en la expansión de nuevos mercados y la consolidación de los actuales, también en la incorporación de nuevos productos y la distribución de otras marcas.

Nada de esto sería posible sin la fe y la confianza puesta en Dios y el esfuerzo de nuestros colaboradores, que diariamente entregan su amor y dedicación.

Como toda empresa, hemos pasado por diferentes momentos que los fuimos superando gracias a la moral bien alta, la colaboración del personal y la fe depositada en Dios.

Con 5 décadas en el mercado, Mickey® Paraguay ha conquistado las cocinas y los corazones de las familias paraguayas que nos inspiran cada día a seguir acompañando a las mismas con productos de calidad.

Familia Mickey

Nuestros Inicios

Tradición Familiar

Mickey, más que una empresa, es una familia. Estamos agradecidos con cada momento compartido con nuestros colaboradores, clientes y amigos. Gracias a todos ellos, esta industria sigue creciendo no solamente a nivel empresarial sino en buenos valores.