Galleta Molida

Su textura harinosa se emplea en la elaboración de diferentes platos y alimentos en forma de rebozado, empanado o gratinado con la intención de proporcionar una costra dura al freírlos. En otras ocasiones se emplea como medio  aglutinante; de esta forma se puede emplear en la masa cárnica de las albóndigas, para dar consistencia.

Categoría: